miércoles, 7 de julio de 2010

UNA REFLEXIÓN SOBRE LA IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN INICIAL EN LOS NIÑOS Y NIÑAS.

La escuela inicial lejos de ser una Institución, representa un espacio en el cual los educandos adquieren conocimientos, habilidades y destrezas para enfrentarse a la vida. Dando la oportunidad de ser competentes en los diversos ámbitos donde ellos se desarrollan.

Los niños ay las niñas a partir de sus primeros tres años de vida, se enfrentan en ese espacio de socialización, empiezan a descubrir, a experimentar nuevas formas de aprendizaje, de comportamiento y hábitos. Desarrollan incluso la imaginación espacial mediante canciones y juegos en forma grupal o individual. Descubren un mundo en donde sus iguales juegan, platican, corren, brincan, e incluso pegan. Ese pequeño mundo lleno de sorpresas resulta ser fascinante pero también resulta un mundo de retos que en su transcurso tendrán que enfrentar y lograr resultados pro positivos.

Uno de los retos es la forma de hablar, algunos utilizarán un lenguaje como de bebé, propiciando burlas en otros niños; es en ese momento cuando empiezan hablar correctamente. Es por eso que la enseñanza de un lenguaje correcto desde el seno familiar es fundamental; así como el reforzamiento de valores. Es entonces que la educación inicial es la base primordial de un futuro prometedor lleno de éxitos, dando confianza y seguridad personal para el logro de sus sueños.

Sin embargo, nosotros como Padres, no debemos olvidar que las Educadoras también se enfrentan a retos como las desigualdades culturales, no olvidando también que son ellas formadoras conductuales y de enseñanza; ya que tienen la labor importante de integrar a los pequeños a través de los cantos, baile y música.

No obstante, es en nosotros como Padres en donde recae la gran responsabilidad de una formación integral e incluyente de los pequeñitos dentro de la sociedad. Es necesario crearles un ambiente sano y cordial en donde ellos tengan voz y voto, así como el reforzamiento de valores como el respeto, la confianza, pero sobre todo, el amor.

Lamentablemente, en este mundo globalizado muchos países aún nos enfrentamos con el rostro vergonzante de la marginación social, como la pobreza extrema, desnutrición, problemas de drogadicción, alcoholismo, maltrato físico y psicológico, así como, violación infantil. Que no hacen más que obstaculizar sus sueños y metas.

Sin duda alguna que, de nosotros depende una vida feliz y prometedora llena de éxitos para los niños que son el futuro de una nación.

Acceder

¿Crees que los Valores sean fundamentales para un buen orden social?

¡Bienvenidos!

Aprendamos juntos.



Buscar este blog

Cargando...

Seguidores

Personales

Mi foto
Mexico
La Sociedad Mexicana,merece un cambio gradual en su actuar en la vida propia y como nación. Nada llega de la noche a la mañana. El cambiar implica mucho esfuerzo, sin embargo, vale la pena hacerlo cuando de ello depende el rumbo de nuestra vida. Cambiar el estilo de vida y la forma de pensar, no es nuestra misión como seres humanos, pero sí el hacer consciencia en otros y así mismos respecto a la importancia de los valores humanos y sociales en nuestro entorno; para el fortalecimiento de nuestras familias y de nuestro país. Es así, que todos como nación deberíamos tener esa tarea, conllevando a un sano ambiente y un buen orden social.

Mi lista de blogs

Imágenes

Loading...

La sociedad como grupo portador y promotor de nuevas culturas.

Bienvenidos a mi espacio. Tú y Yo, podemos aportar nuestros conocimientos adquiridos en cualquier ámbito, y ser incluyentes dentro de nuestra sociedad; que se retorna cada vez más como eje principal para el desarrollo y crecimiento de nuestra nación.

El quehacer económico, político y social, dentro de una sociedad, conducido con respeto y absoluta democracia a los derechos individuales es fundamental para un sano orden social en beneficio del ser humano, que por su condición, se convierte en portador y promotor de nuevas culturas; coadyuvando asì, en la fortaleza de un país.



Los hijos; un tesoro invaluable

Los hijos; un tesoro invaluable
Un felíz paseo